Santuario de Fushimi Inari en Kyoto

Fushimi Inari es un santuario sintoísta fundado en el año 711 y que está ubicado en Kyoto. Dedicado a Inari, una deidad que se relaciona con la fertilidad, los negocios, el arroz, el éxito en general. Este dios tiene mensajeros, que son unos zorros llamados «Kitsune» y los verás en muchos rincones.

Lo que llama la atención de este santuario es que está en la colina Inariyama y tiene varios caminos que te llevan a la cima (233m de altitud) a través de varios toriis de color naranja que delimitan unos 5 km de camino. Es un paseo-excursión que da mucha paz.

¿Cómo llegar a Fushimi Inari?

Para ir, nosotros fuimos caminando desde el apartahotel «Orient Gojozaka – Guest House». Fueron unos 45 minutos por las calles de Kyoto, que si no estáis muy cansados os recomiendo.

Pero sino, tienes dos paradas de tren que te dejan a 3-5 minutos del santuario:

  • JR Inari Station de la línea JR Nara Line.
  • JR Fushimi Inari Station de la línea JR Keihan Main Line.

¿Qué ver en Fushimi Inari?

Hay muchos santuarios que ver mientras haces el camino a la cima. Esto es lo que más me gustó, aunque no tengo foto de todos.

Romon Gate

Es el torii principal de entrada al santuario.

Main Gate (Sakura-mon)

La entrada principal tiene dos preciosos zorros a los lados, uno llevando una llave y el otro un rollo de papel.

Fushimi Inari Taisha

Salón principal

Reconstruido en 1499 tras un incendio provocado por la Rebelión de Onin en 1468.

Senbon Torii

Es un largo pasillo que va desde el santuario hasta el inicio del monte y tiene cinco mil puertas torii que han sido donadas por los fieles para hacer peticiones o a modo de agradecimiento. En los postes de estas puertas verás grabado el nombre del donante y la fecha en que se donó.

Fushimi Inari Taisha

Shin Ike Pond

Es un pequeño estanque rodeado de pequeños santuarios. En muchos de ellos vimos lo que se conoce como «Senba-tsurú» que son un conjunto de mil grullas de origami unidas. La persona que consigue hacerlo puede pedir un deseo y se convirtieron en símbolo de paz tras la historia de Sadako Sasaki, una niña japonesa afectada por la radiación de una bomba atómica y quiso construir las mil grullas sin poder completarlo.

Fishimi Inari

Yotsutsuji intersection

Aquí hay unas vistas de Kioto preciosas desde el mirador Kojin-mine, ya sea de día o de noche.

Fushimi Inari

Consejos para visitar Fushimi Inari

  • Está abierto 24 horas. Nosotros fuimos por la tarde para aprovechar el día en otros templos que sí tenían hora de cierre. Así vimos el anochecer desde allí y las lámparas de piedra «Omokaru-ishi» encendidas a lo largo del camino.Fushimi Inari Taisha
  • Lleva calzado y ropa cómoda si quieres llegar hasta la cima. Hay bastantes escaleras!Fushimi Inari Taisha
  • Son unos 5 km en total hacer todo el camino. Calcula que necesitarás unas 2-3 horas porque irás parando a hacer muchas fotos!
  • Lleva agua. A pesar de que hay muchas tiendas y puestos de comida a lo largo del camino, según la hora a la que vayas los puedes tener cerrados.
  • El inicio del camino por la montaña es único pero llega un momento en que puedes ir por la izquierda o derecha para hacer la ruta circular a la cima. Nosotros subimos por la derecha, menos empinado, y bajamos por la izquierda, llegando al mirador de la intersección «Yotsutsuji«.
  • Hay lavabos públicos, pero son de los de agujero en el suelo. Si puedes, intenta aguantar porque no están muy limpios 😛

Diferencias entre un templo y un santuario

Hasta ahora os había hablado de varios templos: Sensoji y Kiyomizu-dera. Pero ¿cuál es la diferencia entre un templo y un santuario?

  • Los templos son centro de devoción del budismo donde se venera a Buda. Para acceder a ellos nos podemos encontrar con alguna puerta de acceso de madera (mon) protegida por guardianes. Otra característica de los templos es que tienen cerca una pagoda. Y en su interior veremos estatuas de Buda. Para entrar en los templos, la purificación se hace con incienso.
  • Los santuarios son centro de devoción del sintoísmo. Para acceder a ellos, encontraremos los arcos (torii) que marcan la frontera entre el suelo sagrado y lo profano. Estos arcos están protegidos por animales en lugar de guardianes. En su interior nunca encontraremos imágenes sino que tienen a sus dioses-espíritus (kami) guardados en sitios sagrados ocultos al ojo humano. Para entrar a los santuarios, la purificación es a través del agua.

Descubre qué más puedes visitar si viajas a Japón

Deja un comentario