Qué ver en Llutxent, Valencia

Llutxent es un pueblo pequeño al sur de la provincia de Valencia pero para ser pequeñito tiene mucha historia en sus calles. Y esa historia es la que descubrimos el pasado mes de julio con una visita guiada de unas 3 horas que nos llevó desde el «Milagro de los Corporales» hasta la restauración del Castillo Palacio Señorial.

Los primeros registros que se tienen de este pueblo son del siglo XIII cuando Jaime I lo repobló con 24 cristianos de su ejército, quienes convivieron con los musulmanes que vivían allí antes.

Al haber muchas revueltas, Pedro III el Grande creó la Baronía de Llutxent, dando los territorios a Joan de Próxita, perteneciente a una familia de Sicilia.

¿Sabías que el siglo XIV se llegó a empeñar el pueblo? Fue Pedro el Ceremonioso quien por 2000 sueldos valencianos lo empeñó junto con otros pueblos. Después de eso pasó por diferentes señores: familia de los Maza y al marquesado de Dos Aguas de Busot.

Información Básica de la visita guiada

Recomiendo 100% esta visita guiada porque la guía fue muy amable, se adaptó mucho a nosotros y es una oportunidad estupenda de conocer lugares que aún no están abiertos por completo al público.

La visita guiada la reservamos por la página web de Turisme Llutxent Ahí verás un email y un teléfono de contacto. Además, esta web cuenta con diferentes audios (en valenciano) dónde se explican los monumentos principales tanto para adultos como para niños.

Fuimos 6 personas y nos costó 36 euros (6€ por persona) con la entrada a 3 edificios: La Ermita, el Monasterio y el Castillo Palacio.

La duración fue de unas 3 horas más o menos, con lo que ves cómodo!! Sobre todo el calzado ya que pasarás por camino de piedras y, si ves los hornos, de tierra también.

Qué ver en Llutxent

Ermita de la Consolación

Llutxent

Esta es una Ermita curiosa. Por fuera ves una casa normal, de hecho aún vive gente aquí que dan permiso a las visitas guiada, pero dentro tiene este gran tesoro que se construyó en 1772 por Gabriel Serra y su esposa Paula Rius, un matrimonio de peregrinos catalanes.

Justo delante de su puerta, ves el Camí de Costa, un camino de piedras que unía la población con el Monasterio en el siglo XIV.

En el interior de la capilla verás a la Virgen de la Consolación, la que trajo Garbiel Serra desde Barcelona, en una estancia con un precioso mural de azulejos de Manises del siglo XVIII a ran de suelo de un metro de altura. No conté los azulejos pero deben ser un montón en total!!!

Llutxent

El mural cuenta la historia del Milagro de los Corporales.

Llutxent

Gracias a Alfons Roig, un sacerdote que además fue profesor y escritor, hoy esta ermita llega a nosotros bastante restaurada. La heredó en 1969 y la fue mimando desde entonces ya que tenía una gran pasión por las Bellas Artes. Por ejemplo, hizo cambiar las vitrinas de la capilla y las encargó al artista francés Alfred Manessier.

Monasterio del Corpus Christi

Llutxent

Este Monasterio fue construido sobre una ermita del siglo XIII cuando Olf de Próxita cedió los terrenos para su construcción en 1422. Fue un punto clave de peregrinación debido al Milagro de los Corporales y perteneció a la Orden de los Dominicos hasta que pasó a manos privadas por la desamortización de Mendizábal (principios del siglo XIX).

¿Sabías que en 1475 albergó la primera Universidad de Arte de Valencia?

Otro dato muy, muy curioso es que su actual retablo fue pintado en 2010 aunque parezca más antiguo, ¿pero sabes que los rostros ahí pintados son de vecinos de Llutxent? Debe ser divertido ir a misa y ver a tu vecino de Jesucristo.

Llutxent

Hoy en día es propiedad de la Comunidad de Valencia. Alberga varias aulas de carpintería donde se aprende a trabajar la madera y a la vez con ese trabajo se van restaurando las bóvedas de madera, las ventanas, etc. del monasterio.

Hay varios proyectos de restauración en curso, con el objetivo de que el monasterio sea un punto clave del turismo cultural con actividades como la entrega de Premios Alfons Roig que dota un premio al mejor proyecto artístico y a la mejor trayectoria artística.

Para los amantes del senderismo, este monasterio forma parte del GR-236 (Ruta de los Monasterios de Valencia) con lo que si tienes tiempo (unos 3-4 días) y energía, puedes visitar varios monasterios en los casi 90 km de recorrido.

Hornos de Cal

Llutxent

En Llutxent la industria de la cal fue muy importante hasta los años 70. La cal se obtiene de quemar a gran temperatura la piedra caliza. Tenía varios usos, desde la pintura hasta la construcción. Para su obtención se necesitaba encontrar sitios donde abundase la piedra blanca y la leña.

Los hornos de cal que veremos entre el Monasterio de Corpus Christi y la Ermita de la virgen de la Consolación están construidos en piedra seca, es decir, no se emplea ningún mortero o argamasa para unir las piedras.

Verás un horno que está compuesto de dos bases circulares y uno que sólo conserva «l’olla» (el hoyo o fondo del horno) y la «barana» (el muro exterior que ayudaba a sujetar la bóveda).

Llutxent

Éste último aún se emplea hoy en día en alguna ocasión especial y para ello se levanta la bóveda cada vez que se va a emplear el horno porque esas mismas piedras terminan convirtiéndose en cal.

En las que ves completas, se puede apreciar una pequeña puerta. Por ahí es por donde se encendía el fuego y se iba alimentando los días que tardaba este proceso (unos 3 días aproximadamente). El interior de estos hornos se cubría de una capa de arcilla para reforzar el aislamiento térmico y ayudar a que la temperatura, que podía llegar a los 1000 ºC, no se escapase.

Llutxent

En la zona, un poco más apartada, también verás una barraca que es donde los caleros descansaban. Sabras diferenciarlo de un horno de cal porque su puerta es más grande.

Esta parte se puede visitar sin necesidad de guía ya que está abierto al aire libre y hay muchos paneles informativos.

Castillo Palacio Señorial

Llutxent

Fue mandado a construir por la familia Próxita a principios del siglo XIV como castillo. Tiene una estructura cuadrada con 4 torres en cada esquina. Posteriormente pasó a manos de Pedro Maza de Lizana, en el siglo XV, fecha en la que pasó a convertirse en castillo palacio. Finalmente estuvo en manos de los Marqueses de Dos Aguas quienes lo vendieron a finales del siglo XIX.

En ese momento se convirtió en viviendas particulares de 8 familias. Este hecho, aunque parezca contradictorio, ha ayudado a que se conserve hasta nuestros días su estructura original. Incluso están saliendo algunas pinturas originales en alguna pared o techo.

Llutxent

En 1994 el Ayuntamiento compró esas viviendas para iniciar la restauración del castillo palacio que aún hoy en día se lleva a cabo ya que es un proceso muy lento.

En 2002 fue nombrado Bien de Interés Cultural.

La foto divertida de esta escapada es esta:

Llutxent

Manel y yo representando como sería un «festejo» en un «Festejador» en una sala del Castillo Palacio. Un «festejador» es una ventana que tiene dos asientos en piedra que se empleaban para que un chico festejase a una chica y ser controlados a través de la ventana por alguien de la casa desde fuera. Aquí nos cogemos las manos y las rodillas se tocan, imagino que eso antiguamente habría sido un escándalo!!

Castillo de Xio

Llutxent

Este castillo no forma parte de la visita guiada por Llutxent que realizamos ya que se nos habría ido el día entero y sólo teníamos una mañana. Pero aunque no lo vimos, lo comento aquí porque es un punto muy importante de este pueblo.

Al Castillo Xio se ha de llegar caminando. Desde el Monasterio es una ruta circular de unos 2,5 km y un desnivel de unos 152 metros. Calcula que será una hora aproximadamente más el tiempo que estés viendo el castillo.

Data del siglo XII por lo que originalmente fue una fortificación islámica. Se conquistó en 1244 y aquí es donde se dice que pasó el Milagro de los Corporales, ¿Sabes qué es?

…. Cuenta la leyenda que en el siglo XIII el ejército cristiano del Castillo de Xio estaba celebrando una eucaristía cuando fue sorprendido por un ataque musulmán. El padre Mateo Martínez dobló los corporales y los escondió bajo una piedra. Los cristianos defendieron el castillo y los musulmanes se retiraron con lo que quisieron seguir con la eucaristía. Al recuperar el padre los corporales, éstos estaban ensangrentados. Decidieron trasladarlos en burra y que allí donde se parase, se quedaría el Santísimo Misterio.

Es por ello que están en Daroca, en la provincia de Zaragoza, ya que fue allí donde la mula no pudo seguir más adelante.

Cada 24 de febrero se celebra este milagro. Incluso hay algunos voluntarios que recorren a pie la distancia de los 340 km que separan Llutxent de Daroca para conmemorar el recorrido que realizaron las formas sagradas.

Visita extra a Mas de Xetà

Llutxent

Aprovechamos que estábamos por Lluxent para ver a «Lebrero» un bonito caballo blanco que vive en el Mas de Xetà

Es un precioso complejo rural de más de 65.000 m2 donde cuidan varios caballos y hacen equinoterapia, tienen un huerto ecológico (yo probé los tomates y son de otro mundo!), una granja escuela y hacen actividades para niños como campamentos de verano (tienen una piscina y un parque multiaventura donde los niños se lo pasan pipa!)

Está ligado con el Monasterio de Corpus Christ ya que el terreno donde se ubica pertenecía al monasterio.

Es genial para desconectarse del estrés y sentir la natura más cerca. Yo me enamoré de los caballos!!!


Descubre otras Escapadas que te pueden interesar!

Deja un comentario