Danza del Dragón Dorado en el Templo Sensoji

El templo de Sensoji es un templo budista que también se conoce como Asakusa Kanon. Es el más antiguo de la capital de Japón y se ubica en el barrio de Asakusa.

Historia del Templo de Sensoji

Cuenta la leyenda que en el año 628, dos hermanos fueron a pescar al río Sumida, donde pescaron una estatua de Kannon, la diosa de la misericordia. Por ello le construyeron, cerca de este río, el templo de Sensoji en el año 645.

Nosotros tuvimos la gran suerte de visitar este templo el 18 de marzo, día en que se conmemora esta leyenda.

Historia de la Danza del Dragón Dorado

Kinryu no Mai

El nombre del templo es Kinryū-zan Sensō-ji, que significa Montaña de Dragón Dorado (Golden Dragon Mountain). La danza del dragón dorado, “Kinryu no mai”, conmemora la noche en la que se fundó el templo cuando la diosa Kannon tomó la forma de un dragón dorado y creó un bosque de mil pinos que representaban la longevidad, abundancia y prosperidad.

En esta celebración es muy bonito ver una fila de nenes llevando un palo con una ramita de pino en la punta, simbolizando ese bosque. Cada detalle de la leyenda está representado.

Templo Sensoji

El dragón en sí es una marioneta de 18 metros, de 88 kilos de peso, movida por 8 personas con una gran destreza. Este dragón baila al son de la música de unas geishas guiado por un noveno bailarín que lleva una flor de loto representando las enseñanzas del budismo.

Las Geishas llegan a escena subidas en un carro.

Temploe Sensoji

Hacen este baile varias veces al día con lo que si te has perdido uno, no desesperes que tendrás otra oportunidad.

¿Cómo llegar al Templo de Sensoji?

Para llegar al Templo de Sensoji, hay que coger el metro ya que no hay ninguna estación dentro del JR Pass que te deje cerca.

La estación de metro más cercana al templo es «Asakusa Station«. Al estar hospedados en Shibuya, la línea que nos iba mejor era «Ginza Line» y se tardan unos 55 min en llegar.

¿Qué puedes ver en el templo?

Es un recinto muy grande con muchísimas cosas por ver! Necesitas el día entero para poder pasear tranquilamente y verlo en su totalidad. Estos son algunos de los sitios que más me gustaron, pero hay muchísimos más!

  • Kaminarimon (Thunder Gate), es la puerta exterior de acceso al templo resguardada por las deidades del viento y del trueno (Fujin y Rajin respectivamente) y por dos dragones (Tenryu  y Kinryu)
  • Nakamise Dori. Una calle de 200 metros de longitud con pequeños puestos de souvenirs (figuras de gatitos, abanicos, kimonos, dulces,…)
  • Hozomon Gate. Al acabar la calle Nakamise, te encuentras esta nueva puerta que da acceso al salón principal del templo.
  • Pagoda de 5 alturas. Originalmente se construyó en el siglo X pero fue destruida en la II Guerra Mundial.
  • Salón principal (Hondo), también llamado Kannon-do. El edificio actual que verás fue reconstruido en 1958. Cuando nos acercamos, estaban sacando los 3 mikoshi (santuario portátil) del templo tras haber sido bendecidas en el interior. Estos santuarios pequeños contienen los espíritus del sabio Hajino y los dos hermanos Hinokuma que pescaron la deidad. Fue precioso ya que veías a los participantes ujiko con sus coloridas hanten (chaquetas cortas) trabajando en equipo para transportarlos.
    Sensoji Temple
    Cuando acabó esta ceremonia, pudimos acercarnos a ver el templo. Una de las cosas que hice, además de la donación y rezo, fue pagar 100 yenes para conseguir un papelito de la fortuna, omikuji (lotería divina). Consiste en coger un cilindro metálico que contiene muchos palitos, lo mueves y extraes uno del interior. Te fijas en el número que tiene grabado y vas a buscar ese número en los cajoncitos que tienen los papeles con tu fortuna. Me salió el nº 50: «Regular Fortune«, así que no me puedo quejar! Ahora que releo lo que pone en el papel me hace gracia esta frase: «The person you wait for will come but late»- La persona que esperas vendrá, aunque tarde, jajajajaja.
  • Santuario Asakusa, donde se guardan los mikoshi.
  • Salón Yogodo, donde está la deidad Kannon protegida por 8 Budas.

Descubre qué más puedes visitar si viajas a Japón

Deja un comentario