Descubriendo el Budismo Tibetano en Yushu

Cuando la vida pone en tu camino algunas oportunidades, has de cogerlas aunque supongan un esfuerzo, porque sabes que van a ser algo único y que si están en tu camino es por algo.

Este viaje llegó a mí a través de mi tío, quien colabora con el Monasterio Budista del Garraf, en Barcelona. Cada año organizan un viaje para ver y sentir el budismo en sus raíces y este año tocaba ir a la Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu, en la provincia China de Qinghai.

Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu
Recién llegados al Aeropuerto de Yushu.

Y realmente ha sido una experiencia única con gente increíble que aún lo ha hecho más especial. Sobre todo el poder compartirlo con mi tío y mis primos.

Pequeña Introducción al Budismo

Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu

Había oído hablar del budismo pero no conocía mucho sus pilares así que le pedí a mi tío que me dejara algún libro para entender un poquito más lo que luego viviría. Me prestó este:

«La vida de Buda» de Sherab Chödzin Kohn, publicado en 2009 por Gaia Ediciones.

Y la verdad es que es pequeñito pero es un buen resumen de las enseñanzas de Buda. Es bonito y útil informarse un poco sobre el lugar que vas a ver para poder entender mejor su cultura, su gente, sus tradiciones.

No entraré en mucho detalle sobre qué es el budismo y en qué consiste ya que yo tampoco tengo ese conocimiento, pero sí dar unas pequeñas pinceladas para que se entienda un poco el contexto de este viaje. Ya que al ir a Yushu, las ceremonias budistas que pudimos ver están basadas en la escuela Sakya que pertenece al Budismo Vajrayāna o Budismo Tibetano.

Y esta escuela es en la que se basa el Monasterio del Garraf, que está dentro de la Comunidad de Monjes Budistas Sakya Tashi Ling.

¿Qué es el budismo?

Es una práctica oriental que surgió en el año 500 a.C. que junta los conceptos de religión y filosofía y cuyo origen está en las enseñanzas de Buda.

Se basa en 4 nobles verdades:

  1. La vida es sufrimiento
  2. El origen del sufrimiento es el deseo
  3. Se puede superar el sufrimiento con el desapego
  4. La verdad del sendero que lleva a la cesación de ese sufrimiento

Tipos de Budismo

El Budismo tiene muchos tipos de clasificaciones, según la época o la ubicación geográfica de su práctica. Pero las principales escuelas son:

  • Theravāda: forma parte del budismo temprano de la India que conservó las enseñanzas de Buddha en el Canon Pāli. Lo pratican un 36% de los budistas. Es el más conservador y su objetivo es la liberación del sufrimiento a través del control de la mente.
  • Mahāyāna: es el camino del bodhisattva que busca la iluminación completa para el beneficio de todos los seres. Es la rama de budismo más practicada, cuenta con un 53% de practicantes. Su finalidad es buscar la iluminación completa para el beneficio de todos los seres, incluidos los laicos.
  • Vajrayāna: es el más desconocido y con menos practicantes, sólo un 6%. Es conocido como el Budismo Tántrico, dónde se aprende a hablar, sentir y conducirse como si ya fuera un Buda que alcanzó la iluminación.

Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu

Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu

Ahora que ya sabemos un poquito más de budismo, vamos a ubicarnos en Yushu. El nombre de Yushu significa «Árbol de jade» y recibe su nombre por la etnia tibetana que es un 97%. Está en la provincia de Qinghai, al oeste de China.

No es una zona turística ya que cuando la gente habla de Tíbet, se piensa más en Lhasa, capital de la Región Autónoma del Tíbet. Pero antes de ser conquistada por China, Tíbet estaba formada por 3 provincias: U-Tsang, Kham y Amdo.

Hoy en día, Amdo está incorporada en la provincia de Qinghai, Kham entre Qinghai y Sichuan y U-Tsang es la actual Región Autónoma de Tíbet.

Fuente de la imagen: Wikipedia

La ciudad de Yushu estaba en el norte de la antigua región de Kham, pero desde el siglo XVIII queda en el sur de Qinghai.

Al estar a 3.650 metros de altura, no es fácil cultivar la tierra y viven principalmente del yak: un bóvido asiático que se caracteriza por su pelaje lanudo y cuya leche se emplea para hacer yogures, mantequilla, …

Visitas a Monasterios Budistas

Durante nuestra estancia en Yushu pudimos asistir, participar y disfrutar varias ceremonias que no ven los ojos de un turista corriente, en estos monasterios Budistas:

  • Temple of Princess Wencheng: Es un templo construido en el punto donde la princesa Wencheng paró durante un mes en su camino de Xi’an a Lhasa. Es un templo pequeño y está rodeado de miles de banderas tibetanas que de lejos parecen redes de arañas sobre las montañas.
  • Kachai Ling Monastery: En este templo pudimos ver una ceremonia de iniciación en la que se realizó una ofrenda de alimentos, que luego se repartieron entre los asistentes. Finalizó la jornada con unos bailes en los que se empleaban las «Khatas«, pintando de color y de vida la plaza frente a las montañas del monasterio. Las «Khatas» son unas bufandas ceremoniales que representan la pureza y compasión. Había dos Rimpoché, uno de los cuales acababa de salir de un retiro de 20 años en una cueva!
  • Tuptim Monastery: Tuvimos el privilegio de entrar en una Gompa sagrada donde hay un rimpoché momificado. Aquí no pudimos hacer fotos por respeto. Y seguidamente tuvimos otra pequeña ceremonia donde tocaron las llamadas «dungchen«, las trompetas alargadas tibetanas que representan el barritar de los elefantes.
  • Tashi Ling Monastery: Aquí fuimos participes en una ceremonia llamada «Pooja de fuego» para liberar obstáculos. Las vistas de las montañas desde este monasterio eran increíbles!! Tuvimos un rato de descanso y subimos un poco más arriba. Esto nos dio la oportunidad de ver de más cerquita unos buitres que sobrevolaban la zona!!

¿Qué más se puede ver?

  • La tienda negra más grande del mundo, hecha con pelo de yak. Este pelo, con el calor se dilata y permite que entre el aire fresco dentro y con el frío no deja pasar la lluvia. Tienen un pequeño museo en el interior con reliquias.
    Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu
  • Impresionantes vistas de las montañas y el Río Amarillo.
  • Ga White Stupa: Las stupas son construcciones budistas que contienen reliquias. Pero hoy en día se crean algunas de manera simbólica representando la salud, la paz, etc. Se rodean andando de izquierda a derecha y se suelen dar 3 vueltas mientras se recita algún mantra y al finalizar se dedica el mérito a alguien o causa. Esta stupa tenía las ruedas de oración, «Chokhor«, para repartir bendiciones e invocar el buen karma para su siguiente vida.
    Prefectura Autónoma Tibetana de Yushu
  • Sanjiangyuan Natural Reserve donde se unen los ríos: Mekong, Yangtze y Amarillo. Tienen un monumento de granito que representa unas manos que protegen este entorno natural.

¿Dónde dormir?

Los hoteles no tienen el sistema de estrellas con lo que es difícil saber si estará bien o no. Nosotros nos alojamos en estos tres hoteles:

  • Shangri-La Hotel, en el mismo Yushu
  • Ga Cheng Gong Hotel, cerca de Chindu.
  • Sanjian Zhiyuan Hotel, en el mismo Yushu, al lado del hotel Gesar Palace Hotel que sí sale en los mapas.

No sé los precios, pero si tuviera que recomendar uno, sería el último. Era el más limpio y mejor ubicado dentro de Yushu. Cerca de la calle con mil tiendas de productos tibetanos. El primero olía a tabaco en la habitación aunque era limpio y el segundo no era nada limpio aunque fue el que tuvo el mejor desayuno de los tres.

Consejos para ir a Yushu

  • No hace falta sacarse el permiso especial que sí es necesario para ir a la Región Autónoma de Tíbet. Pero sí se necesita el visado Chino.
  • Puedes ir por tu cuenta pero no es una zona que esté preparada para el turismo. Tiene pocas infraestructuras, aunque desde hace 10 años cuenta con un aeropuerto.
  • Si no tienes contactos, muchos monasterios o ceremonias son inaccesibles a los turistas. Con lo que hay que mentalizarse que sólo los podrás ver por fuera, que no es poco.
  • Si te ofrecen té con leche de yak, es una ofensa rechazarlo ya que es su bien más preciado. Pero prepárate para un sabor fuerte y denso. Si no quieres que te rellenen la taza, bebe unos sorbos y ya está.
  • Hablan muy poco inglés, o nada. Te será útil tener un traductor como el de Google pero para poder usarlo necesitas tener una SIM card para extranjeros (por ejemplo de China Unicom) que te permita acceder o tener una app de VPN porque en China está capado el uso de Google, Facebook, Instagram, etc.
  • Puedes sufrir mal de alturas por sus 3.700 – 4.500 metros de altitud. Cosas a tener en cuenta:
    • Algunos síntomas son: dolor de cabeza, nauseas, mareo, pulso rápido, dificultad para dormir, etc. Nosotros llevamos té de coca y algún medicamento como el Edemox para ayudarnos a llevarlo mejor.
    • El ambiente es más seco. Lleva un buen hidratante para los labios que se cortan muchísimo, alguna pomada nasal ya que te sangrará un poco la nariz por la sequedad y gotas hidratantes para los ojos.
    • Falta un poco el oxígeno, con lo que es bueno no esforzarse físicamente mucho. Llevas oxígeno en aerosol portátil. En muchos sitios te lo venden o si vas con agencia, seguro que te lo proporcionan ellos. Algunos hoteles cuentan con máquinas de oxigeno en la habitación.
  • Los mejores meses para visitarlo, evitando las lluvias, son Enero, Febrero y Octubre. Nosotros, ahora en Septiembre, tuvimos algunos ratos de lluvias pero sin ser fuertes. Las temperaturas pueden variar mucho durante el día, yendo de 24 a 10 grados cuando se va el sol. con lo que hay que ir vestido a capas. Así como llevar siempre encima un chubasquero y crema solar.
  • Tendrás que hacer de tripas corazón si necesitas ir al lavabo estando de visita en un monasterio. Sus lavabos son una estructura de cemento con 4-5 agujeros en el suelo sin privacidad. Al menos, está separado el de hombres de mujeres pero no sabes cuál es cuál. Y con suerte tendrán techo, algunos sólo tienen media pared construida y el cielo es tu techo. Y no hay para lavarse las mano. Interesa llevarse toallitas o gel desinfectante.

Descubre más lugares y experiencias en la Guía de Viaje del Suroeste de China.

Deja un comentario